El turismo digital ha reinventado la forma de visitar al Pueblo Mágico del sur mexiquense, pues a través de aplicaciones en dispositivos electrónicos se ha ido reactivando el turismo y la economía local.

Luego de haber sufrido los estragos del Covid-19 durante el 2020, atraer a turistas no ha sido nada fácil.

Por ello, las plataformas digitales como Vider (app de reparto de comida) o Airbnb (app de hospedaje), se han convertido en la forma de promocionar a Valle de Bravo y, por lo tanto, reactivar la economía local.

Si bien las aplicaciones digitales no atraen al turismo en Valle de Bravo, la derrama económica que deja el brindar servicios de comida u hospedaje a través de estas, comprueba que la reactivación económica por el turismo ha ido creciendo.

Por ejemplo, Vinder logró contabilizar una derrama económica superior a los $490 mil pesos durante el primer semestre del 2021, de parte de los prestadores de servicios gastronómicos del Pueblo Mágico.

Teniendo un balance positivo del 97.42% respecto a la derrama económica obtenida en el segundo semestre del 2020, por lo que las plataformas digitales han demostrado que el turismo sigue visitando este lugar.

Vinder es una aplicación creada por vallesanos durante el 2020, en la cual, se reparten alimentos preparados de los prestadores de servicios gastronómicos del Pueblo Mágico a los visitantes y locales.

De acuerdo con las bases de datos de Vinder, en Valle de Bravo predomina el turismo nacional, ya que los principales clientes que han tenido en el último año son de 10 estados de la República, principalmente.

Estos turistas provienen del Estado de México, Ciudad de México, Jalisco, Hidalgo, Baja California Sur, Chihuahua, Chiapas, Guerrero, Michoacán y Morelos.

Con respecto a las app para hospedaje, en la página web de Airbnb se puede constatar que hay más de 300 sitios en los cuales se puede descansar en Valle de Bravo.