Alfredo Ramírez Bedolla, gobernador electo del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Michoacán, calificó de “irreversible” su victoria en la entidad, luego de que el Tribunal Electoral del Estado resolvió declarar improcedente el juicio de inconformidad que promovió la alianza PAN-PRI-PRD para anular los votos computados en el distrito de Múgica.

Con la impugnación del computo en el distrito 22, con sede en Múgica, la alianza tripartidista buscaban la anulación de 52 mil 40 votos obtenidos por Morena y Partido del Trabajo en la elección de gobernador.

Buscaban así, dar reversa al triunfo de Ramírez Bedolla, quien se alzó con la victoria con una diferencia de 49 mil 019 votos sobre su más cercano perseguidor, Carlos Herrera Tello, candidato oficialista y cuya supuesta victoria ha defendido incluso el gobernador Silvano Aureoles Conejo, del PRD.

De manera unánime, los magistrados del Tribunal desecharon el juicio de inconformidad, ya que fue presentado de manera extemporánea; es decir, fuera del plazo legal establecido para la presentación de impugnaciones.

En este tenor, el gobernador electo celebró que con la resolución queda intacta la” voluntad que las michoacanas y michoacanos manifestaron en las urnas a través del voto, y a favor del proyecto de Morena que representa un cambio verdadero”.

Actualmente, Ramírez Bedolla se encuentra en aislamiento, tras dar positivo a Covid-19.