Recientemente, el ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) dio a conocer nuevas cifras sobre el Avance del Inventario de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) durante al año 2020. Según los resultados preliminares, se sabe que las emisiones brutas de CO2 equivalen a 271,5 millones de toneladas, lo cual indica una disminución de un 13,7% conforme a la que se observó durante el 2019.

Cabe destacar, que es la primera vez desde Es la primera vez en 30 años, que las emisiones han bajado con respecto al año 1990. Pues en concreto, han disminuido un 6,4% respecto a 1990 y un 38,6% respecto al año 2005.

Dicha disminución es atribuida a dos causas. En primera instancia, es posible que el incremento de la generación eléctrica con fuentes de origen renovable y la caída en el uso del carbón haya propiciado este descenso. Y en segundo lugar, puede haber sido gracias a las limitaciones de actividad y movilidad causadas por la emergencia sanitaria del Coronavirus.

Así mismo, se sabe que las emisiones de GEI procedentes de instalaciones sujetas al Sistema Europeo de Comercio de Derechos de Emisión (ETS, por sus siglas en inglés) cayeron durante el 2020 un 18,7% con respecto al año anterior. De igual forma, en cuanto a las emisiones de los sectores difusos se refiere, se detectó que hubo un descenso del 10,4%, mientras que las procedentes de la aviación doméstica cayeron un 48,3%.

Por otra parte, se sabe que en el apartado de los Usos de la Tierra, Cambios de Uso de la Tierra y Selvicultura (LULUCF, por sus siglas en inglés) se generó una emisión de 36,6 millones de toneladas de CO2-eq, lo cual representa un descenso del 2,6% gracias al sector forestal, el cual contribuye a la absorción de los gases de efecto invernadero y en el cual se estima una disminución del 1,3%.

Por último, es necesario destacar que las emisiones netas durante el año 2020 se estiman en 234,9 millones de toneladas de CO2-eq (lo que supone una reducción de 15,2% respecto a 2019).