• Los meteorólogos han descrito la ola de calor como una “cúpula de alta presión” sobre el noroeste de Canadá, la cual se ha visto agravada por el cambio climático.

Las autoridades canadienses están investigando la muerte de casi 500 personas a causa de la intensa ola de calor que azota el país desde el pasado viernes, con temperaturas que han alcanzado la cifra récord de 49.6ºC y que afectan principalmente a la población de la provincia de Columbia Británica, en el oeste del país.

En Columbia Británica se han registrado al menos 486 muertes súbitas durante los últimos cinco días, unos datos que han hecho saltar las alarmas y que superan con creces la media de fallecimientos diarios ocurridos en años anteriores por las altas temperaturas.

Esto constituye, según el Gobierno, en un aumento del 66 por ciento de los decesos para un periodo de cinco días respecto a 2020, según informaciones de la cadena de televisión Global News.