A partir del 31 de julio, los motociclistas deberán tramitar una licencia especial obligatoria para poder transitar por las calles de la Ciudad de México, informó la directora de Seguridad Vial y Seguimiento a la Información de la Secretaría de la Movilidad (Semovi) de esta ciudad, Valentina Delgado.

“Esperemos que esta nueva licencia de motocicleta, que ya se había tardado en la capital porque es un documento que ya existe en muchas otras ciudades de la República, nos ayude justo a visibilizar a este sector”, indicó.

Destacó que otro requisito a cumplir es que quienes obtengan la licencia tipo A1 o A2 tendrán que pasar por una evaluación que tendrá un componente teórico y otro práctico para asegurar que las personas conductoras de motocicletas tengan los conocimientos básicos para manejarlas.

“Porque, como sabemos, es un vehículo muy distinto al auto. O sea, sí es un vehículo que necesita una pericia muy específica y un dominio del vehículo, justo para que la persona no tenga riesgo”, añadió.

En los últimos dos años los accidentes se incrementaron de manera alarmante. En 45% en 2019 y 50% en 2020 y 55% en 2021. En 2020 el número de motocicletas emplacadas era poco más de 500 mil, pero muchas lo hacen con placas del Estado de México o de otros estados.

“Sabemos, por lo que vemos en los registros de ventas de motocicletas, que llevamos unos cuatro o cinco años que su venta ha aumentado en 800 por ciento. Es un hecho que tenemos motocicletas circulando en la ciudad y no necesariamente registradas en la Ciudad de México”, agregó.

La licencia tipo A es para particulares, por lo que la licencia tipo A1 costará 450 pesos y solo permitirá conducir motocicletas y la licencia A2 que costará 900 pesos se podrá usar para motocicletas y vehículos particulares.

Quienes tengan licencia permanente tipo A podrán seguirla usando automóvil, camioneta y motocicleta. Las sanciones por incumplimiento serán las mismas que dicta el Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México.