Un tráiler que transportaba a unos cien migrantes, entre ellos un niño de dos años de edad, fue abandonado sobre la carretera Las Choapas-Ocozocoautla al sur de Veracruz. En el sitio, un indocumentado de 25 años murió presuntamente por asfixia, mientras elementos de la Guardia Nacional auxiliaron a los demás.

Agentes de la Guardia Nacional-División Carreteras hallaron el tráiler en el cual se desplazaban los centroamericanos ayer alrededor de las 10:30 horas, mientras implementaban un recorrido de rutina por la zona. Encontraron a un migrante sin vida y a otros que sufrieron cuadros de deshidratación.

Los uniformados prestaron auxilio a ocho indocumentados, cuatro hombres y cuatro menores de edad; los demás huyeron por el monte. El pequeño de dos años fue abandonado semidesnudo en el acotamiento de la carretera, entre ropa suelta, mochilas y comida tiradas; ninguno de los centroamericanos reconoció ser su familiar.

El infante fue remitido a la Procuraduría Estatal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, con el fin de que asumiera su tutela y cuidado. “Se inició el contacto con el consulado de Guatemala para tratar de localizar a su familia”, dio a conocer la corporación en un comunicado.

Migrantes declararon a los agentes que, horas antes, varios de sus compañeros de viaje comenzaron a desvanecerse por la falta de aire y el calor, otros exigían con gritos y golpes en las paredes del vehículo que el chofer detuviera su marcha.

Agregó que “después de un tiempo, el transporte paró, uno de los polleros abrió una de las puertas y los migrantes empezaron a brincar y correr por el pavimento hacia la maleza”. Las personas más afectadas por deshidratación y asfixia quedaron tendidas sobre el camino.

Los guardias nacionales buscaron sin éxito en las zonas aledañas al conductor y a los migrantes que escaparon. En tanto, cuerpos de auxilio atendieron a los extranjeros deshidratados y los canalizaron al Instituto Nacional de Migración. El cadáver del centroamericano fue trasladado al Servicio Médico Forense para para someterlo a una necropsia.