Britney Spears dejó en claro recientemente en la corte de justicia estadounidense, durante una declaración de 24 minutos ante la jueza Brenda Penny, que ya no se siente bien con la tutela que le ha dado el control de su vida a su padre, Jamie Spears, desde 2008.

Describiendo una letanía de sufrimiento, como verse obligada a tomar litio en contra de su voluntad, o que no le permitiera quitarse el DIU (dispositivo intrauterino); suplicó al tribunal la necesidad de recuperar el control de su vida y poner fin al arreglo que le ha permitido a Jamie Spears vivir de su carrera y de su fortuna de 60 millones de dólares (mdd).

“Teniendo en cuenta que mi familia ha vivido de mi tutela durante 13 años, no me sorprendería que uno de ellos tuviera algo que decir (en contra de poner fin a mi tutela)”, dijo Britney Spears. “Simplemente no me gusta sentir que trabajo para las personas a las que les pago”.

Pero, ¿cuánto dinero dio Britney Spears a su padre?

Durante más de una década de control, Britney Spears le ha pagado un salario mensual, le ha proporcionado espacio de oficina y le ha dado una parte de su celebridad. En total, Jamie Spears recibió al menos 5 millones de dólares antes de impuestos desde febrero de 2008.

Debido a la tutela, Britney Spears también tuvo que pagar cientos de miles, si no millones, de dólares en honorarios legales tanto para ella como para sus tutores.

Desde al menos febrero de 2009, un año después de que su padre Jamie fuera nombrado curador a cargo de su patrimonio, la joven Spears ha tenido que pagarle 16,000 cada mes, según documentos judiciales revisados ​​por Forbes.Durante 12 años, esa compensación ha ascendido a 2.4 mdd.

Además, un informe de esta semana del New York Times señaló el hecho que él también recaudó parte de sus ingresos por giras, lo que podría explicar las acusaciones de Spears de que se vio obligada a trabajar y actuar a pesar de no querer o sentirse enferma.

Esos pagos para Jamie Spears incluyeron el 1.5% de las ventas brutas de entradas y mercancías de la popular residencia en el AXIS auditorium, Piece of Me, que se desarrolló entre 2013 y 2017 en Las Vegas.

Ese programa recaudó 137.7 millones de dólares, según Caesars Entertainment, dejando el recorte de Jamie Spears en 2.1 millones de dólares.

The Times también informó que Jamie Spears obtuvo una comisión del 2.95% de su gira Femme Fatale de 2011. Si bien no está claro si ese es un porcentaje de los ingresos brutos o solo de las ganancias que lleva a casa Spears, habría ganado al menos 500,000 con la gira.

Además de los millones que Britney Spears le ha pagado a su padre como parte de un “salario” ordenado por la corte, también ha tenido que pagar varios otros gastos.

Están los casi 300,000 dólares que gastó en alquilarle una oficina a su padre a razón de 2,000 por mes, y no cientos de miles, si no millones, en honorarios legales.

Como parte de una peculiaridad del arreglo del curador, los pupilos a menudo deben pagar tanto a sus propios abogados como a los de sus curadores.

Britney ha pagado fortuna en honorarios legales

Durante los últimos 13 años que Britney Spears ha estado bajo su tutela, esos honorarios se han agravado. Si bien el total que gastó en honorarios legales no es público, los registros judiciales de 2018 y 2019 detallan que entre el 1 de octubre de 2018 y el 31 de octubre de 2019, el bufete de abogados Freeman, Freeman and Smiley, que representaba a Jamie Spears en ese momento, le cobró alrededor de 170,000.

Otro documento detalla los honorarios de su propio abogado ordenado por la corte, Samual Ingham, del 6 de noviembre de 2016 al 10 de octubre de 2018, con un total que ascendió a 331,940.50 por 698.7 horas de trabajo, a razón de 475 dólares por hora.

Según una presentación de 2018 del abogado de Jamie Spears, “la herencia estaba casi sin fondos y equivalentes de efectivo” cuando comenzó la tutela en febrero de 2008. La presentación establece que entre 2014 y noviembre de 2018, la herencia aumentó en valor en 20 millones, atribuyendo el crecimiento en parte a la conservadora gestión del dinero de Britney Spears.

“Los problemas fueron de proporciones épicas durante un periodo de años”, se lee en el documento. “Todos han empleado habilidades extraordinarias para lograr los resultados que se disfrutan en la actualidad. (El curador, Jamie Spears) ha tenido muchos meses en un momento en el que todo su tiempo profesional se dedicó a servicios prestados exclusivamente al pupilo”.

Si bien Britney no mencionó la forma en que su padre invirtió su dinero durante su comparecencia ante el tribunal el miércoles, no obstante, sí habló sobre cómo sus finanzas personales estaban restringidas, incluido el hecho de que no podía llevar su propia tarjeta de crédito.