El planeta está atrapando aproximadamente el doble de calor en la atmósfera que hace casi 15 años, según un nuevo y alarmante análisis de la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU.

Los investigadores afirman que se trata de una cantidad «notable» de energía que ya está teniendo consecuencias de gran alcance.

«Es un exceso de energía que está absorbiendo el planeta», afirma Norman Loeb, científico de la NASA y autor principal del estudio, «por lo que va a suponer un mayor aumento de las temperaturas y un mayor derretimiento de la nieve y el hielo marino, lo que provocará la subida del nivel del mar, todas ellas cosas que preocupan mucho a la sociedad».

El estudio, publicado esta semana en la revista Geophysical Research Letters, descubrió que lo que se conoce como desequilibrio energético de la Tierra -la diferencia entre la cantidad de energía solar que absorbe el planeta y la que se irradia al espacio- se duplicó aproximadamente entre 2005 y 2019. El resultado fue «sorprendente», escribió el equipo de investigación.

La vida en la Tierra no podría existir sin la energía del sol, pero es importante la cantidad de esa energía que se irradia al espacio. Es un delicado equilibrio que determina el clima del planeta.

Utilizando datos de satélites para medir el desequilibrio, los científicos descubrieron que la Tierra está ganando más energía de la que debería y haciendo que el planeta se caliente aún más, lo que también se conoce como desequilibrio energético positivo.