Al menos 18 personas murieron en una serie de ataques de un grupo fuertemente armado en distintas colonias en Reynosa, Tamaulipas, informaron este domingo las autoridades.

Desde hace algunos años, Reynosa, en la frontera con Texas, vive una ola de asesinatos y desapariciones ligados a las pugnas entre violentas bandas del crimen organizado que se disputan el control de las rutas del narcotráfico y el contrabando de personas hacia Estados Unidos.

Las múltiples agresiones ocurrieron el sábado por sicarios “a bordo de varios vehículos”, dijo en un comunicado un grupo que coordina a las fuerzas de seguridad en la región.

El grupo informó originalmente sobre 15 decesos en la jornada violenta, pero luego dijo que tres personas más fueron halladas muertas.

La policía detuvo a una persona que llevaba en la cajuela de un vehículo a dos mujeres secuestradas y decomisó tres camionetas, así como un arma larga, agregó.