En el 2007 en Eromanga fue encontrado el Australotitan cooperensis, una especie de dinosaurio saurópodo gigante hallado al suroeste de Queensland. Luego de un esfuerzo conjunto de 14 años entre el Museo de Queensland y el Museo de Historia Natural de Eromanga, por fin se publicaron los resultados del descubrimiento.

Australotitan, que significa «Titán del Sur», posee una altura de entre 5 a 6.5 metros en la cadera y de 25 a 30 metros de largo. No solo es el más grande encontrado en suelo australiano, sino que por sus proporciones, se lo ha incluido entre los 15 dinosaurios más grandes del mundo.

Australotitan se suma a la creciente lista de especies de dinosaurios exclusivamente australianos descubiertos en el interior de Queensland. De igual forma, muestra un área totalmente nueva para la revelación de dinosaurios en Australia”, dijo el paleontólogo del Museo de Queensland, Scott Hocknull.

Team Excavating Dinosaur Bone
El equipo excavando el húmero de «Cooper» en el 2007. (Robyn Mackenzie)

Con el objetivo de comprobar que efectivamente se trataba de una nueva especie de dinosaurio, el equipo comparó los huesos del que inicialmente llamaron Cooper, en honor al río Cooper, con los huesos de otras especies de Queensland y de todo el mundo.

Esta es una tarea sumamente difícil pues los huesos de dinosaurios son, general, pesados y frágiles, y se guardan de manera distante en museos al rededor del mundo. A fin de superar esta dificultad, los investigadores utilizaron una herramienta digital para escanear en 3D cada hueso del gigantesco Cooper. Posteriormente, los contrastaron con huesos de otros tres saurópodos descubiertos en el norte de Queensland: Diamantinasaurus matildae,  Wintonotitan wattsi y Savannasaurus elliottorum.

Los resultados revelaron que el «Titán del Sur» guarda estrecha relación con los otros tres saurópodos australianos que vivieron durante Período Cretácico. Además, de acuerdo al Dr. Hocknull, Australotitan cooperensis era el más grande de esta familia saurópodaW. wattsi le seguía en tamaño y finalmente, D. matildae y S. elliottorum eran los más pequeños. “Comparamos las tres especies halladas al norte, cerca de Winton, con nuestro nuevo gigante Eromanga y al parecer los dinosaurios más grandes de Australia eran todos parte de una gran familia feliz», afirmó el paleontólogo líder de la investigación.

En la misma zona donde se develó al gran Cooper, también se han realizado una serie de nuevos descubrimientos, los cuales se profundizarán en los siguientes años.

“Durante los últimos años se han encontrado numerosos esqueletos de dinosaurios, incluido uno con una cola casi completa. Por ejemplo, la revelación de una plataforma rocosa, de casi 100 metros de largo, que representa un camino de saurópodos, donde los dinosaurios caminaron sobre barro y huesos pisoteando el suelo blando”, dijo el Dr. Hocknull. “Descubrimientos como este son solo la punta del iceberg. Nuestro objetivo final es hallar evidencia suficiente para contar la historia cambiante de Queensland, la cual se ha estado gestando durante cientos de millones de años. Una gran historia que todos los científicos, museos y turistas pueden respaldar ”, aseguró.

Scott Hocknull and Robyn McKenzie
Reconstrucción 3D del húmero de «Cooper». (Rochelle Lawrence)

Con información de Robotitus.