Una porción de basura espacial se estrelló contra la Estación Espacial Internacional, dañando el brazo robótico del laboratorio en órbita, esto lo dio a conocer la NASA y la Agencia Espacial Canadiense. En una inspección de rutina, se detectó un pinchazo en la cubierta térmica protectora del dispositivo denominado Canadarm2.

El brazo robótico sigue funcionando; la colisión que fue detectada el 12 de mayo, es un claro ejemplo de la amenaza que representan los desechos orbitales a medida que la estrecha franja de espacio alrededor de la Tierra se llena cada vez más de satélites, piezas de cohetes gastadas y otros objetos descarriados.

Los expertos señalaron que el problema se incrementa debido a la dependencia de la sociedad de los sistemas de satélite para telecomunicaciones, GPS y otro tipo de servicios de ese tipo. Aún se desconoce qué fue lo que golpeo la estación espacial o cuándo ocurrió exactamente el incidente, esto se sigue investigando.

La Agencia señaló que el agujero parece medir aproximadamente 0,2 pulgadas de ancho y el daño se limita a una pequeña sección de Canadarm2.

”A pesar del impacto, los resultados del análisis en curso indican que el desempeño del brazo no se ve afectado”, dieron a conocer funcionarios de la Agencia Espacial Canadiense en un comunicado en donde calificaron a la colisión como un golpe de suerte.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos rastrea más de 27 mil piezas de basura espacial, incluidos aproximadamente 23.000 objetos más grandes que una pelota de béisbolEstos fragmentos de escombros vuelan a través de la órbita a velocidades que representan una amenaza para las naves espaciales en funcionamiento y un riesgo para la seguridad de los astronautas que se encuentran a bordo de la Estación.

Canadarm 2 es un brazo robótico desarrollado por la Agencia Espacial Canadiense cuya función principal es asistir en maniobras de objetos fuera de la EEI. Tiene 17 metros de largo y se utiliza para realizar el mantenimiento y capturar los buques de carga entrantes. El brazo fue construido en 2001 y está hecho de componentes reemplazables para que pueda repararse fácilmente en órbita.