Luego de que esta mañana el gobierno de México informara que el avión TP-01 “José María Morelos y Pavón” sería usado para transportar a los atletas mexicanos que participarán en los Juegos Olímpicos de Tokio, en Japón, el presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM), Carlos Padilla, descartó tal opción.

Esta mañana, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, informó que la aeronave había sido trasladada al aeropuerto logístico de Victorville, en California, Estados Unidos, para recibir mantenimiento, con el objetivo de “regresar a finales de mes y se tiene programado que traslade a los atletas olímpicos a Juegos Olímpicos de Tokio”.

Sin embargo, debido a la logística y operativos de sanidad que impondrá el gobierno de Japón debido a la pandemia del coronavirus en la sede olímpica complica el uso del avión presidencial, informó el titular del COM.

“Es una buena intención en respaldo, pero será muy complicado viajar en él, porque no puede hacer los suficientes vuelos para llevar a los atletas, que tienen que estar cinco días antes y regresar al día siguiente de su participación, es muy difícil”, dijo Padilla en declaraciones a El Universal.

De acuerdo con el directivo, todas las delegaciones deportivas tendrán que aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Narita donde estará el dispositivo sanitario para realizar las pruebas de Covid-19 a todos los atletas antes de ingresar a Japón, sin embargo, el avión presidencial no tiene las características de una aeronave civil por lo que tendría que aterrizar en una estación militar.

También, en esta ocasión, los atletas en cuanto terminen su participación deberán regresar al día siguiente y eso se logra con una aerolínea contratada, dijo Padilla en declaraciones al diario Reforma.

Finalmente, Padilla dijo que agradece el gesto al gobierno mexicano pero el COM ya tiene los boletos de avión gracias al patrocinio de Grupo Value, por lo que más de 100 atletas estarán en Hiroshima en un campamento desde el 3 de julio.