• La medida limita los códigos compartidos entre aerolíneas mexicanas y estadounidenses, lo que impactará en la conectividad.
  • Esto indica que el gobierno de México carece de una supervisión adecuada de la seguridad.

 

La Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos degradó a México a Categoría 2 luego de encontrar diversas deficiencias en los elementos críticos de seguridad que la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) debe cumplir, de acuerdo con los estándares mínimos establecidos por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

Por lo cual tendrá que alinearse de nuevo a las reglas del Programa de Evaluación de Seguridad Operacional de la Aviación Internacional (IASA, por su sigla en inglés).

Asimismo, mientras se mantenga esa categoría, las operaciones áreas mexicanas no podrán aumentar en el mercado estadounidense, el más importante para el país, de acuerdo con declaraciones del secretario de Prensa y Publicidad de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA), José de Jesús Suárez Valdez, a W Radio.

Se mantienen las operaciones existentes, pero por ejemplo si un aeropuerto en México no tiene vuelos a Estados Unidos y quiere abrirlos no podrá mientras el país conserve la categoría 2.

Además, se limitan los códigos compartidos entre las aerolíneas mexicanas y las estadounidenses, es decir, si compraste un boleto con una firma mexicana para volar en una línea aérea de Estados Unidos te tendrán que volver a emitir el boleto y eso implica pérdida de conectividad.

A través de un código compartido, una persona puede comprar un boleto para volar, por ejemplo, de Atlanta a Guadalajara en una línea mexicana o de Estados Unidos, pero con la medida anunciada este martes probablemente ese pasajero tendrá que comprar más de un boleto, explicó el vocero sindical.

Se afectarán los planes de crecimiento de las aerolíneas mexicanas y se pondrá una pausa en la etapa de recuperación turística, además de presionar las finanzas de las líneas mexicanas, de acuerdo con el analista de Grupo Monex, Brian Rodríguez.

No habrá impacto directo a las aerolíneas estadounidenses, que podrán seguir prestando servicios a las ciudades mexicanas e incluso podrían aumentar los vuelos. Con los vuelos a Europa, Canadá y otras regiones severamente restringidas, las aerolíneas estadounidenses ahora transportan alrededor de un 11% más de personas a destinos mexicanos que en el mismo periodo de mayo de 2019 antes de la pandemia.

Con la decisión de Estados Unidos, México se suma a otras ocho naciones en la categoría 2 por no cumplir con los estándares internacionales de seguridad. Los países son Bangladesh, Pakistán, Venezuela y Tailandia.

Las auditorías que hace la Administración Federal de Aviación (FAA) para revisar las calificaciones analizan si las naciones tienen regulaciones de aviación adecuadas y la capacidad de hacerlas cumplir. Los estándares los establece la Organización de Aviación Civil Internacional, un brazo de las Naciones Unidas.