• De origen español, permite realizar ejercicios que retrasan las complicaciones asociadas a la atrofia muscular espinal en infantes.

Luego de 8 años de comenzar el desarrollo y los ensayos clínicos, La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, ha aprobado su comercialización para España y el resto de países que conforman la Unión Europea, según ha anunciado la propia compañía Marsi-Bionics, en un acto de presentación en Madrid, Elena García Armada investigadora científica en el centro de Automática y Robótica del CSIC han catalogado esta certificación como “el hit más importante desde la fundación de la compañía”.

La estructura pesa aproximadamente 12 kilos y está pensado para la terapia de niños con algún tipo de discapacidad motora por causas cerebrales o con atrofia muscular espinal (AME), una enfermedad degenerativa de las neuronas de la médula espinal que se encargan de mover los músculos.

Los exoesqueletos fabricados por Marsi-Bionics imitan el funcionamiento del músculo natural y cuentan con diez articulaciones con capacidad para interpretar la intención del movimiento del paciente.

Mediante juegos con el niño y la familia, permite realizar una terapia muscular integral y se ha demostrado que retrasa las complicaciones asociadas normalmente con la AME y la parálisis cerebral, tanto musculares como óseas, además de tonificar los músculos, reducir las contracturas y mejorar la autoestima.

Cabe señalar que la aprobación comercial supone salir de los laboratorios y entrar en las clínicas de rehabilitación. Según su fundadora, el éxito de la compañía es “llevar esta tecnología a la sociedad”.