El 10 de mayo de 1865 el expresidente boliviano Mariano Melgarejo mandó ejecutar al periodista Cirilo Barragán por un artículo que molestó a la dictadura. Esta fecha y acontecimiento quedarían reflejados en el calendario y años más tarde se decretaría el 10 de mayo como el Día del Periodista en Bolivia.

Hoy en un emotivo video, Felipe Delint Soto, presidente de la Federación Internacional de Comunicadores manda una felicitación a los periodistas bolivianos reconociendo su trabajo y dedicación.