La Sección Instructora de la Cámara de Diputados fijó 30 días para desahogo de pruebas en el proceso de desafuero de el diputado de Morena Benjamín Saúl Huerta, acusado de presunto abuso sexual contra menores.

De acuerdo con Milenio, el órgano jurisdiccional recibió el escrito de Huerta y dio respuesta a la notificación del inicio de juicio de procedencia.

Lo anterior, luego de que la Fiscalía General de la Ciudad de México solicitó su desafuero ante las acusaciones de al menos 3 menores de violación equiparada agravada y abuso sexual agravado.

Sin embargo, pese a que la Fiscalía reveló que encontró pruebas de que el adolescente fue drogado con etanol, abusado sexualmente y hasta estuvo unos días internado en un hospital psiquiátrico al presentar una crisis de ansiedad y estrés postraumático debido de la agresión y amenazas contra su familia, el legislador declaró que no existen evidencias en su contra.