Tulum, Quintana Roo.- En medio de un operativo policíaco las autoridades procedieron a clausurar una fiesta clandestina que se desarrollaba a altas horas de la noche en una caverna en Akumal.

De acuerdo con información recabada, este hecho fue denunciado gracias a una llamada anónima al número de emergencia 911,  donde se reportaba que se estaba realizando una fiesta clandestina donde no se respetaban los protocolos para prevenir contagios de Covid-19, por lo que de inmediato las autoridades se pusieron a trabajar para ubicar el sitio.

Una intensa movilización policiaca emprendida por autoridades de Cofepris, Protección Civil, Fiscalización apoyados por la Policía Quintana Roo y elementos de la Guardia Nacional se aproximaron hasta el Eco Rancho Mayamar el cual era sede de la concurrida celebración.

Los encargados de la seguridad realizaron una invitación a los asistentes a retirarse del lugar para realizarse la diligencia por lo que al término le fueron colocados los sellos de clausura como lo marca el reglamento.

Cabe mencionar que con esta clausura suman tres los establecimientos sancionados por no respetar las medidas de aforo, por lo que se mantendrán estos operativos luego de que el Estado regresó al semáforo naranja ante la alza de contagios.