El director de Promoción de la Salud, Ricardo Cortés, reveló que son al menos 600 niñas y niños que han muerto de COVID-19 durante la pandemia.

“Sí, desafortunadamente ha habido alrededor de 600 defunciones registradas durante toda la epidemia registrada en niñas y niños, muy lamentables todas, perder a un hijo debe ser lo peor que le puede pasar a un padre y a una madre”, señaló en el salón Tesorería de Palacio Nacional.

Cortés Alcalá afirmó que regularmente se tiene la “concepción de la vida de que los papás mueren antes que los hijos y eso es terrible”. Y añadió: “pero lo mejor es que no ha afectado a nivel mundial a la niñez”.

Lamentó las defunciones en este sector de la población porque, dijo, perder a un hijo es algo terrible.