En 2021 México se encamina a materializar la previsión de crecimiento de 5.3% estimada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), esto implicaría una recuperación acelerada que no exigiría el aumento de impuestos.

“Estimamos un mayor crecimiento en el segundo trimestre como resultado del proceso de vacunación, que permitirá una mayor reapertura de sectores como hoteles, restaurantes y actividades recreativas. La estimación del 5.3% se puede revisar al alza”, declaró Gabriel Yorio, subsecretario de la SHCP en conferencia de prensa.

Detalló que sectores como Manufactura, construcción y comercio al pormenor se han recuperado en más de 90% con respecto a 2020. Lo que permite pensar que la economía operará al 100% de su capacidad en septiembre y que resultado del primer trimestre podría estar incluso por arriba del -0.2% proyectado por la dependencia.

“Lo peor de la crisis ya está pasando y México comienza 2021 con una posición fiscal más sólida, razón por la cual no consideramos necesario incrementar los impuestos”, dijo.

El año pasado, los ingresos tributarios (por impuestos) del gobierno tuvieron un crecimiento positivo de 0.8 a nivel real. Yorio explicó que a nivel internacional se aprecia una recuperación mejor a lo esperado, lo que ha hecho que el crecimiento de Estados Unidos y China sea boyante.

Este fenómeno implica un impacto en el precio de los commodities, detalló, que permite pensar que los ingresos petroleros podrían ser mejores a la estimación actual.

“Tenemos una estimación de 42 dólares por barril, cuando hoy se habla de un precio de 52 a 54 dólares, esto se traduce en mayores ingresos para el gobierno federal y para Pemex, también permitirá otorgar mayores participaciones a los estados”.