Un grave incidente durante una peregrinación judía en el norte de Israel causó “decenas de muertes”, según reportaron los socorristas israelíes a la agencia AFP. Aunque en un principio se indicó que la posible causa había sido del derrumbe de unas gradas, las autoridades indicaron luego que se habría tratado de una estampida.

La Magen David Adom -equivalente israelí de la Cruz Roja- señaló “decenas de muertos” y unos diez heridos graves. Los periódicos Haaretz y Times of Israel indicaron que en el incidente habrían fallecido al menos 38 personas, citando fuentes médicas. Mientras que el Jerusalem Post puso el saldo en al menos 28 fallecidos.

Decenas de miles de personas participaban en la noche del jueves al viernes en la peregrinación anual en el norte de Israel, en el mayor evento público en el país desde el inicio de la pandemia de COVID-19.

La peregrinación, que celebra la festividad judía de Lag Baomer, se realiza en Meron, en torno a la tumba de Rabí Shimon Bar Yojai, un talmudista del siglo II al que se atribuye la redacción del Zohar, una obra central de la mística judía.

Lag Baomer es una festividad alegre que conmemora el final de una epidemia devastadora entre los alumnos de una escuela talmúdica en esa época.

Las autoridades habían permitido la presencia de 10.000 personas en el recinto de la tumba, pero, según los organizadores, en todo el país se fletaron más de 650 autobuses, lo que supone al menos 30.000 personas. La prensa local estimó la afluencia en 100.000 personas.

Según fuentes policiales citadas por Haaretz, la estampida se produjo después de medianoche cuando un grupo de hombres se resbaló en los escalones de las gradas y provocó la caída de decenas de personas.

La prensa israelí mostró la imagen de una decena de cuerpos inertes alineados en bolsas de plástico rodeados de socorristas sobre una pista de asfalto.