·        Aprueba Congreso reformas a la Ley de Patrimonio Cultural, Natural y Biocultural de la capital

·        También se aprobó el dictamen que promueve la lectura en medio del confinamiento sanitario

El Congreso local aprobó reformas a las Leyes de Patrimonio Cultural, Natural y Biocultural y de Fomento para la Lectura y el Libro, ambas de la Ciudad de México. En el primer caso, las modificaciones pretenden dar claridad y certeza a los propietarios de inmuebles catalogados como patrimonio histórico, sin atentar contra sus derechos patrimoniales y sin afectar la propiedad privada.

Al argumentar el dictamen que reforma el artículo 64 de la Ley de Patrimonio Cultural, la diputada Lilia Rossbach Suárez (MORENA), presidenta de la Comisión de Derechos Culturales del Congreso, apuntó que con esto se garantiza también un legado de los bienes culturales que dan identidad a la ciudad.

Además, dijo, se armoniza dicha legislación con la Constitución de la Ciudad de México, en la cual se indica que sólo los bienes de dominio público y uso común declarados como patrimonio cultural, están sujetos a adquirir las características de ser inalienables e imprescriptibles, con lo que se pretende acercar la lectura a la ciudadanía y proteger el patrimonio cultural de la metrópoli.

Durante la sesión vía remota de este jueves, se aprobó por el Pleno este dictamen, que garantiza también el  mantenimiento a los inmuebles catalogados como patrimonio histórico de la ciudad.

También se aprobaron  reformas a las Fracciones II, VI y VII del Artículo 9 de la Ley de Fomento para la Lectura y el Libro de la Ciudad de México:

El diputado, Jesús Ricardo Fuentes Gómez (MORENA), expuso que con este dictamen, la ley en comento promueve  los servicios educativos que ofrece la ciudad, mediante el acceso a bibliotecas físicas o virtuales, con el fin de mitigar los daños ocasionados por el confinamiento.

Con ello se busca fortalecer la lectura de acuerdo a los nuevos tiempos, acotó finalmente el diputado local.