Elon Musk no solo está buscando solucionar problemas actuales de la humanidad a través de sus empresas. Ahora, el excéntrico magnate se ha juntado con Xprize para lanzar un millonario concurso: Carbon Removal X. El equipo que logre crear tecnologías que contribuyan a eliminar el CO2 ganará 100 millones de dólares.

Curiosamente, Musk lanzó el concurso el último 22 de abril, Día de la Tierra. El nuevo X Prize tiene como objetivo estimular el desarrollo de tecnologías que puedan ayudar a evitar los peores efectos del cambio climático antropogénico.

El Premio Carbon Removal X desafía a los participantes a demostrar formas de eliminar grandes cantidades de dióxido de carbono que atrapa el calor del aire o de los océanos y bloquearlo de manera segura durante largos períodos. Es hasta el momento, el premio más rico de la historia.

“Debe quedar claro para todos en 2021 que el cambio climático representa una amenaza existencial” dijo Marcius Extavour, vicepresidente de clima y medio ambiente del X Prize. “Nuestras emisiones de CO2 son una de las principales causas”, agregó.

Extavour explicó la importancia de desarrollar e implementar soluciones que puedan eliminar activamente el dióxido de carbono del sistema climático. “Las matemáticas climáticas nos dicen que también debemos acelerar el desarrollo y la implementación [de estas tecnologías]”, afirmó en un comunicado. “De eso se trata este premio”.

Un año después de la competencia, los jueces otorgarán hasta 15 premios, cada uno con el valor de 1 millón de dólares. Los equipos de estudiantes asimismo recibirán hasta 5 millones a fin de año para contribuir a sus esfuerzos, dijeron funcionarios de X Prize.

El premio grande se distribuirá en 2025, siempre que al menos un equipo haya desarrollado una solución viable y escalable de eliminación de dióxido de carbono. El ganador del gran premio recibirá 50 millones, y otros 30 millones serán divididos entre máximo tres equipos finalistas, por lo que la bolsa potencial total será de 100 millones.

X Prize es una organización sin fines de lucro dedicada a ayudar a resolver grandes problemas a través de concursos con grandes carteras. Aunque este premio se centra directamente en la Tierra, la organización ha tenido competiciones destinadas a contribuir a abrir la frontera final.

En 2004 SpaceShipOne ganó el premio Ansari X de $ 10 millones, diseñado para acelerar el desarrollo de vuelos espaciales privados tripulados. El diseño de SpaceShipOne sigue vivo en su nave sucesora, las naves espaciales suborbitales SpaceShipTwo y SpaceShipThree de Virgin Galactic.

Luego en 2007, se lanzó el premio Google Lunar X de 30 millones desafiando a los equipos financiados con fondos privados a aterrizar una nave espacial en la luna y hacer que realice algunas tareas básicas allí. Desafortunadamente, el concurso terminó en 2018 sin un ganador.