Ante las condiciones adversas del clima, se han complicado las labores de combate al incendio forestal, mediante aeronaves y de brigadistas en tierra en los municipios de Doctor Arroyo y Rayones, en el sur de Nuevo León, informó Protección Civil del estado.
 
Asimismo, reportó ráfagas de viento de 60 kilómetros por hora en las inmediaciones de la comunidad de José María Berrones, en Doctor Arroyo, situación que puso en riesgo la seguridad del personal que realiza labores para combatir el fuego y alienta la posibilidad de que las llamas generen nuevos focos del siniestro.
 
En dicho municipio que se localiza 320 kilómetros al sur de Monterrey han prevalecido condiciones de altas temperaturas, escasa humedad en el ambiente y vientos fuertes. Hasta el momento se ha logrado un 40% de control, de dicho incendio que inició el pasado 19 de abril, a unos 30 kilómetros de la cabecera municipal de Doctor Arroyo.