Este lunes durante una conferencia de prensa el presidente de la UEFA Aleksander Ceferin, hizo público su descontento hacia los directivos de los equipos involucrados en la creación de la ahora conocida como “Superliga” Europea, competición que se planea iniciar en agosto y cuyos encuentros serían disputados entre semana.

Ceferin se refirió al proyecto como “fruto de la avaricia, el egoísmo y narcicismo de algunos”, así mismo aseguró que están estudiando los castigos que podrían aplicar a los equipos que formen parte de esta liga y también estén compitiendo en la actual Champions League, tal es el caso de Manchester City, Real Madrid y Chelsea.

El dirigente hizo énfasis en la situación tanto de jugadores como de los equipos que decidan participar en la nueva liga: “Estamos evaluando la situación con nuestro equipo jurídico. Todavía es pronto porque lo anunciaron anoche. Vamos a imponer todas las sanciones que podamos cuanto antes, sacarles de todas las competiciones y prohibir a los jugadores participar en nuestras competiciones”.

Hasta el momento son 12 los conjuntos que han anunciado su participación en esta emergente competición, Barcelona, Real Madrid, Atlético de Madrid, Manchester City, Manchester United, Arsenal, Liverpool, Chelsea, Tottenham, Inter de Milan, Milan y Juventus. Resalta en la lista la ausencia de escuadras alemanas y francesas, en específico de París Saint Germain y el vigente campeón de Europa, Bayern Múnich, sin embargo en el anuncio inicial de la liga se mencionó que todavía quedan 3 equipos por confirmar su integración por lo que su presencia aun es posible.