Los planes de Facebook para construir una nueva versión de Instagram que permita a los niños menores de 13 años usar la red social de forma segura ha obtenido la desaprobación de padres de familia, asociaciones educativas, tecnológicas e infantiles y organizaciones de derechos digitales, encabezados por la Campaña por una Infancia sin Comerciales (CCFC, por sus siglas en inglés). Esta última asociación ha enviado una carta al director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, para disuadirlo de seguir adelante con el proyecto.

La misiva de la CCFC llega en un momento en que el gigante tecnológico es criticado por amplificar la información errónea a nivel mundial en sus plataformas, al tiempo que expone a los niños a material inapropiado.

De igual forma la organización también ha acusado a Instagram de “explotar el miedo de los jóvenes a perderse algo”, puesto que los motiva a revisar constantemente sus dispositivos en busca de aprobación.

La carta enviada por la CCFC incluye la firma de otras 35 organizaciones más, entre las cuales se encuentran la de los creadores del documental “The Social Dilemma”, y grupos organizados de diferentes países como Ghana, Canadá, Australia y Sudáfrica.

“Si bien, recopilar datos familiares valiosos y cultivar una nueva generación de usuarios de Instagram puede ser bueno para los resultados finales de Facebook, es probable que aumente el uso de Instagram por parte de los niños pequeños que son particularmente vulnerables a las características manipuladoras y explotadoras de la plataforma”, concluye la carta.