Todo va quedando listo para la siguiente era de los vuelos tripulados a la Luna. La NASA ha certificado el sistema que monitoreará el lanzamiento del Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS) junto con la nave espacial Orion. De esta manera la misión Artemis I será observada segundo a segundo, informó la agencia.

Cuando el SLS despegue del Centro Espacial Kennedy (KSC), la cantidad de datos generados será de aproximadamente 100 megabytes por segundo. El volumen y la velocidad de toda la información exige un sistema informático igualmente complejo y robusto.

Ese software y hardware de computadora, llamado sistema de comando y control de la nave espacial (SCCS), ahora está certificado para su uso en Artemis I. El programa procesará y entregará datos al equipo de lanzamiento y sistemas de misión correspondientes en tiempo real.

Mucha información
El sistema es el centro electrónico donde se cruza la información que viaja hacia y desde la etapa central de SLS, la etapa de propulsión criogénica provisional (ICPS) del cohete, Orion, los sistemas terrestres y los operadores dentro de la sala. Durante la carga y el lanzamiento, el software procesará hasta 575.000 cambios por segundo.

Dar sentido a esa cantidad de datos es complejo, tanto como administrar de manera eficiente los movimientos en tiempo real de cientos de miles de personas dentro de una gran área metropolitana.

Todas los datos aparecen en las pantallas ubicadas en las consolas de la Sala de Despegue 1 y la Sala de Despegue 2. Esto permite a los Operadores tomar decisiones informadas sobre cómo continuar la actividad en curso.

Compuesto por una combinación de software personalizado y productos del mercado, el SCCS se desarrolló específicamente a fin de administrar las operaciones de procesamiento y lanzamiento en las misiones de Artemis. A medida que Artemis comenzó a tomar forma, el equipo de Exploration Ground Systems (EGS) de NASA desarrolló un sistema robusto y actualizado.

La certificación marca el final del desarrollo del sistema y señala el inicio de la fase de “mantenimiento” del proyecto hacia Artemis I. Avanzando, las simulaciones de cuenta atrás y lanzamiento realizadas por el equipo ayudarán a capacitar al equipo de lanzamiento y afinar el SCCS.

Durante dichas simulaciones, los operadores revisan las listas de verificación previas al lanzamiento para practicar los procedimientos de despegue y ascenso. Algunas simulaciones se enfocan en operaciones específicas, mientras que otras guían al equipo a través de partes críticas de la cuenta regresiva.

Futuras misiones

Cada ensayo permite al equipo recopilar datos útiles con el fin de refinar el sistema. Le da al equipo de SCCS una indicación de dónde debe abordar los problemas antes del próximo simulacro o evento operativo. Esta información contribuirá a realizar actualizaciones del sistema para respaldar la prueba de vuelo tripulada del Artemis II y las misiones futuras.

Bajo el programa Artemis, la NASA lidera el camino en la exploración humana del espacio profundo con misiones cada vez más complejas. En el futuro cercano la agencia explorará la Luna, luego enviará misiones tripuladas.