Con el avance de las investigaciones sobre la efectividad de las distintas vacunas que se están produciendo a nivel mundial contra el coronavirus, se fueron recabando datos respecto de la eficacia particular de cada laboratorio.

La vacuna de Sinopharm inicialmente estaba indicada para personas menores de 60 años por lo que estuvo destinada a personal de salud y docentes, aunque luego los estudios comprobaron que se podía aplicar sin riesgo en los adultos mayores que superaran esa edad. Por esta razón resulta importante saber cuál es su grado de efectividad, inmunización y sus efectos adversos.

Así como la enfermedad sigue siendo el objeto de estudio de los científicos de todo el mundo, la inmunización de las vacunas continúa midiéndose en los grupos de estudio que ya recibieron la primera o segunda dosis.

La vacuna de Sinopharm consta de dos dosis y de acuerdo a los estudios preliminares tiene un 79,34% de efectividad para combatir el coronavirus y funciona con la tecnología de virus inactivado. No precisa de mecanismos complejos de conservación ya que puede estar a una temperatura entre 2°C y 8°C.

Según la última instancia de investigación del producto, no se registraron efectos adversos inesperados o graves en los pacientes inoculados.