El procedimiento para aprobar la nueva ley de regulación del uso lúdico de cannabis en México a vuelto a tomar un rumbo complicado, a principios de año fue aprobada en el Senado y luego modificado en la Cámara de Diputados, hoy el Senado no está dispuesto a avalar por completo las modificaciones hechas por la cámara baja, entre ellas, que la Conadic se encargara de la regulación, y no un nuevo Instituto Mexicano de la Cannabis como decía la propuesta original.

A falta de acuerdo entre las instancia, todo apunta a que la propuesta se pospondrá hasta septiembre próximo, y corresponderá a la nueva edición del congreso, en septiembre próximo, volver a revisarla y quizás modificarla.

“El Senado no puede legislar bajo presión” dijo en conferencia de prensa el líder de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal y adelantó que, a su parecer, la propuesta debe discutirse hasta el mes de septiembre. Para ello, el Senado está en vísperas de pedir una prórroga (la cuarta que hace el Congreso) a la Suprema Corte, puesto que fue precisamente la Suprema Corte la que sentó la jurisprudencia para que se “legalizara” la cannabis en México.

Ahora se abren dos posibilidades, que el Senado efectivamente apruebe la propuesta tal y como fue planteada en diputados. Es sumamente improbable que esto pase porque el congreso termina trabajos el 30 de abril, previo a las elecciones. Además no hay consensos suficientes para hacerlo.

Y la segunda posibilidad es que el Senado haga modificaciones a la propuesta, antes del 30 de abril. Es también improbable porque de hacer modificaciones la propuesta tiene que regresar a cámara de diputados y, nuevamente, ya no hay suficiente tiempo para su aprobación.