A nivel internacional trascendió por distintos medios que en un hospital de Atenas, Grecia  un adulto mayor que padecía covid-19 y se encontraba internado debido a esta enfermedad, fue presuntamente, asesinado por su compañero de habitación. Las autoridades sospechan que fue justamente este otro paciente el responsable de desconectar los equipos que lo mantenían con respiración porque el ruido generado por estos le molestaban.

Según la información del caso, una vez el personal médico del hospital dedicado exclusivamente a tratar a pacientes de coronavirus confirmaron el deceso del hombre de 76 años, se contactaron con la policía al evidenciar signos de sabotaje en los cables que mantenían con vida al paciente afectado.

Como resultado de este llamado, las autoridades procedieron a detener al compañero de habitación del difunto, un hombre albanés de 60 años cuyas huellas dactilares fueron encontradas en el respirador artificial, evidencia que va en contra de su declaración de inocencia.

Sumado a esto, y de acuerdo a la información de medios locales, el presunto asesino tiene antecedentes penales por agresiones físicas y estuvo involucrado en el 2019 en un caso de acoso sexual a menor de edad.

De acuerdo con Clarín, actualmente en Grecia, país que registra 288.230 casos de coronavirus y 8.680 fallecimientos desde el inicio de la pandemia, hay 776 pacientes conectados a respiradores, un récord muy preocupante en lo que lleva la emergencia sanitaria, situación que ha hecho que las autoridades estén en alerta por la alta ocupación de las UCI de la capital del país.