Algunos jugadores profesionales de Fortnite fueron señalados por Epic Games por hacer apuestas durante sus partidas amistosas, dando a luz a la nueva polémica del Battle Royale.

Estos jugadores tuvieron la idea de apostar dinero para hacer sus partidas amistosas más interesantes. Sin embargo, la idea no agradó para nada a Epic Games, sobre todo ya que algunos jugadores son menores de edad. Así pues, la compañía les mandó una advertencia de posibles baneos en caso de seguir apostando. Esto provocó que varios jugadores lanzarán críticas al estudio y su juego.

Cody “Clix” Conrod, jugador de 16 años, aseguró que recibió un mensaje por parte de Epic Games donde se le solicitaba abandonar las apuestas en partidas amistosas. Esto sucedió ayer, 25 de marzo, día en que la joven promesa del Battle Royale anunció su retiro de las apuestas.

Clix recomendó a otros jugadores hacer lo mismo, pues Epic Games advirtió que, de seguir apostando, su cuenta sería sancionada. El jugador aprovechó la oportunidad para lanzar una crítica al estado actual del juego junto a otros profesionales, como Wolfiez y Benjy ‘Benjyfishy’ Fish.

Los jugadores veían en las apuestas una forma de entretener a la audiencia y, al mismo tiempo, ganar algo de dinero fuera del circuito profesional. Sin embargo, ahora ya no será posible, al menos no mientras sean menores de edad.

“Ya no jugaré ni tendré nada que ver con las apuestas, simplemente recibí un mensaje personal de Epic y dijeron que me detuviera o resultará en un baneo. Recomiendo a otros que también se detengan”, afirmó Clix.

Los jugadores están obligados a respetar un reglamento al momento de participar en torneos o competencias oficiales, pero en su tiempo libre también disfrutan el Battle Royale con más libertad.