El paquete de estímulo de US$ 1,9 billones del presidente Joe Biden fortalecerá la economía de Estados Unidos e impulsará un crecimiento global más rápido este año, señaló el Fondo Monetario Internacional (FMI) este martes. Sin embargo, el organismo advirtió que muchos países continúan sufriendo la pandemia y están en riesgo de quedarse rezagados.

La economía de Estados Unidos superará su tamaño antes de la pandemia pues el crecimiento alcanzará el 6,4% este año, indicó el FMI. Una cifra que está 1,3 puntos porcentuales por encima del pronóstico que hizo el grupo en enero pasado. El repunte ayudará a que la economía global se expanda un 6% en 2021. Lo que también es una mejora de 0,5 puntos porcentuales con respecto a la perspectiva anterior del FMI. Además, las estimaciones están en la misma línea de las expectativas de Wall Street.

Recuperación de EE.UU. gana velocidad

El FMI señaló que la «respuesta política sin precedentes» a la pandemia implica que «es probable que la recesión deje cicatrices más pequeñas que la crisis financiera mundial de 2008». El grupo estima que la producción mundial cayó un 3,3% en 2020, mientras que la economía estadounidense se contrajo un 3,5%.

De hecho, ya hay indicios de que la recuperación de la economía de Estados Unidos está ganando velocidad. Los empleadores en el país agregaron 916.000 puestos de trabajo en marzo, el mayor aumento desde agosto. El sector manufacturero de EE.UU. también está avanzando, y el índice ISM, que se enfoca en esta área específica, publicó recientemente su mejor lectura desde 1983.

El FMI espera que la vacunación contra el coronavirus y el estímulo masivo del gobierno se combinen este año para producir la tasa de crecimiento anual más rápida de Estados Unidos desde 1984, cuando Ronald Reagan era presidente. Pero, muchos otros países tendrán que esperar hasta 2022 o 2023 para recuperar toda la producción que perdieron durante la pandemia. El crecimiento de la producción mundial se desacelerará al 4,4% el próximo año, según el FMI.