Con 6 votos a favor y 5 en contra la Comisión de Justicia del Senado aprobó el paquete de leyes que despenalizan el uso lúdico de la mariguana, por lo que se autoriza la posesión de hasta 28 gramos para el consumo personal y el cultivo de 6 plantas.

El dictamen expide la Ley Federal de la Regulación de la Cannabis y modifica la Ley General de Salud y el Código Penal Federal para autorizar la posesión a mayores de 18 años.

En el dictamen se plantea la despenalización de hasta 28 gramos de cannabis y entre seis y ocho plantas de marihuana por casa. También permite la producción por asociaciones de cannabis para consumo por los asociados para uso lúdico; la producción para la comercialización y venta con fines lúdicos; la producción con fines de investigación; y la producción de cáñamo para fines industriales.

Sin embargo, la venta del cannabis psicoactivo y sus derivados para uso lúdico se realizará exclusivamente dentro del territorio nacional, en los establecimientos autorizados por la Comisión en los términos de la ley.

Ante esto, se menciona que es derecho de las personas mayores de 18 años consumir cannabis. Podrían cultivar y poseer en su casa hasta 6 plantas de cannabis sólo para uso personal, pero si en la residencia vive más de una persona consumidora mayor de edad, podrá tener hasta 8 plantas.

Asimismo, se refiere que con la aprobación del paquete de leyes se estima que México recaudará 18,705 millones 304,395 pesos.

Los legisladores tienen hasta el 30 de abril para avalar la regularización del uso de la mariguana, plazo fijado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Durante la discusión, legisladores del PAN, PRI, Morena y el PT señalaron estar en contra de algunas modificaciones que hizo la Cámara de Diputados a la minuta que envió el Senado el año pasado, por ejemplo, haber sustituido el Instituto Mexicano de la Cannabis por la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic).

La senadora Claudia Ruiz Massieu comentó que la minuta no cumple con el mandato de la SCJN .

“Las modificaciones (que hizo la Cámara de Diputados) lejos de mejorar el texto, violentan derechos humanos y la Constitución (…) Se elimina el enfoque de derechos humanos que había contemplado el Senado de la República”, reclamó.