La vacuna contra el covid-19 es uno de los más deseados elementos para preservar la salud actualmente y un arma formidable para abatir la presente pandemia. En Estados Unidos, la vacunación ha avanzado con una velocidad y amplitud notables, mayor que en otros países, y ha logrado ya aplicar 150 millones de dosis con cerca de 57 millones de personas completamente vacunadas, de acuerdo a cifras del Centro de Control y Prevención de Enfermedades del 31 de marzo de 2021.
Pero entre ellas hay 102 personas que, en el estado de Washington, dieron recientemente positivo en una prueba de diagnóstico de covid-19 pese a haber sido ya plenamente vacunadas.
En realidad, con toda vacuna se da un número reducido de casos en que personas inmunizadas aún así contraen el patógeno o desarrollan la enfermedad. No hay vacuna que sea 100% efectiva en prevenir el contagio y las vacunas que se han desarrollado contra el covid-19 tienen rangos de efectividad significativos (del orden de 95% en el caso de Pfizer y Moderna) pero, según se ha indicado, dejan una pequeña ventana abierta.

De acuerdo a ABC News, los 102 casos de personas que en el estado de Washington dieron positivo de covid-19 tras ser vacunadas son un porcentaje mínimo, apenas el 0.01% de las 1.2 millones de personas inmunizadas allí. Y la gran mayoría de ellos no presentaron síntomas o los tuvieron de modo leve, de acuerdo a las autoridades de salud de ese estado.

Esto estaría en línea con las expectativas de efectividad de las vacunas autorizadas y sería un fenómeno enteramente normal. No sería en ese sentido un signo de inefectividad o defecto de las vacunas. En realidad, al tratarse de solo un 0.01%, podría decirse que ese dato muestra la considerable efectividad de esas vacunas.