Por el avance en la estrategia de vacunación contra el Covid-19 y al dinamismo económico mundial, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) revisó al alza su estimación de crecimiento del PIB de 4.6 a 5.3 por ciento en 2021, que impulsará al mercado interno; sin embargo, analistas ven muy elevadas dichas estimaciones, “ya que se le deja todo al sector externo”.

En el documento conocido como Precriterios 2022, entregado ayer al Congreso de la Unión, la dependencia elevó el rango de crecimiento estimado para 2021 a entre 4.3 y 6.3 por ciento, tras el desplome de 8.5 por ciento en 2020, a consecuencia del impacto del Covid-19.

Explicó que este ajuste obedece a que se espera un restablecimiento casi total de la actividad económica para el próximo año, derivado del avance y conclusión de la campaña de vacunación de la población, la reanudación de las actividades escolares y la gradual reasignación de recursos hacia sectores que están experimentando un crecimiento.

La SHCP también actualizó el marco macroeconómico, al subir la estimación de inflación de 3.0 a 3.7 por ciento para 2021, mientras que para el año siguiente pasó de 3.0 a 3.2 por ciento.