Mago Político (popularis imperii regimen insigniter) “Gobierno democrático, Gobierno ejemplar”

Discípulos de la magia, al brujo cabeza de algodón, en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes no todo le sale bien, y es que el maguito de esa Secretaría de Estado, Jorge Arganis Días Leal, emitió un conjuro similar al de su antecesor Jiménez Espriú, ya que durante su participación en la conferencia 130 años de la SCT, Arganis menciono claramente, que los ingenieros civiles y no los ingenieros militares, son quienes deben realizar las obras a cargo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, terminando sus conjuros con la palabra mágica de “a lo mejor me corren por eso, porque ahora están de moda los ingenieros militares”.

Haciendo un recuento, recordemos, que quien antecedió a Arganis Díaz Leal, dejó la dependencia después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador diera el control de los Puertos Marítimos a la Secretaría de Marina, y el entonces Secretario no estuvo de acuerdo con la decisión y por ende renuncio, recordarán la tan sonada y dura crítica renuncia de Jiménez Espriú y los dimes y diretes acontecidos en aquellos días.

En este sexenio de mentiras y estrategias de locura, las fuerzas armadas de nuestro país, son los que desarrollan proyectos insignia de la Transformación de Cuarta, como el Nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (Santa Lucía), y un tramo del Tren Maya; pues ahora resulta que por arte de “magia” el Ejecutivo Federal asignó a las Fuerzas Armadas, tareas que anteriormente eran de responsabilidad civil, principalmente la construcción de infraestructura, labores de seguridad pública y apoyo a otras funciones, como la distribución de vacunas.

Y no todo termina ahí, pues en semanas anteriores, Arganis, recibió la instrucción directa de Presidencia, para contratar al General de División Piloto Aviador Diplomado de Estado Mayor Aéreo en retiro, Carlos Antonio Rodríguez Munguía como director general de la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), en lugar de Rodrigo Vázquez Colmenares, a quien en noviembre pasado “entregara” su renuncia al cargo.

El General Rodríguez Munguía, se ha desempeñado como Comandante de la Fuerza Aérea Mexicana, Jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea Mexicana, Comandante de una Región Aérea, casualmente la de Santa Lucía, Estado de México, y Subjefe Operativo del Estado Mayor de la Fuerza Aérea Mexicana, entre otros cargos, según, informes de la dependencia federal. Pues bien, ahora entendemos la instrucción del viejo brujo, de que las construcciones y operación de los aeropuertos de Tulum y Chetumal, Quintana Roo, y de Palenque, Chiapas, son también, operadas por el ejército nacional.

Espero que este viejo Mago se equivoque, pero todo parece indicar que el “Presidente” está militarizando nuestro país, o le teme a algo externo y nos quiere cuidar (cómo lo dice nuestro Himno Nacional Mexicano, “Más si osare un extraño enemigo Profanar con su planta tu suelo”) o más bien está tratando de hacer lo mismo que en China, Cuba y Venezuela. Aunque el Ejército Mexicano, que por cierto sea dicho, tiene toda la confianza y respeto de este mago, y es la institución en la que más confían los mexicanos, los países que han seguido el camino de la militarización, sin importar la ideología, tienen algo en común: graves problemas en materia de derechos humanos y democracia, esperemos que esto no suceda en nuestro México lindo y querido.

En donde las batallas a barita mágica están a la orden del día es en el Instituto Nacional Electoral y mis queridos magos, se preguntarán quienes se suben a esa arena de conjuros, pues acertaron, los iluminati de Morena, púes además de retirar el registro como candidato a la gubernatura de Guerrero a Félix Salgado Macedonio (quien está lloriqueando como niño sin su juguete nuevo), el Consejo General del INE, aprobó retirar a 27 precandidatos a diputados federales su derecho para registrarse como candidatos por no presentar sus informes de ingresos y gastos precampañas, que abusados ¿no creen?… por cierto, los aspirantes afectados 25 son de Morena y 2 de Redes Sociales Progresistas, en donde también, se incluye el candidato a gobernador de Michoacán, Raúl Morón, imagínense, puros seres de bajo astral. (Ósea, de la peor calaña).

La respuesta de AMLO no se hizo esperar, pues resulta que en su aquelarre mañanero, se quejó del INE, defendiendo a su compadre el violador Salgado Macedonio y a sus candigatos, argumentando que estas acciones, eran un ataque a la democracia, dando un grito de guerra y agitando a sus huestes con su ya conocido sermón de que por intereses cupulares y de mafias, les quiten candidaturas a sus consentidos, quienes verdaderamente son quienes violentan la democracia, para después rematar con su instrucción “las autoridades respectivas ya decidirán, pero yo, ¡ya hable!” Díganme sino, esto es un grito de guerra y agitación social. ¿En manos de quien está la democracia de nuestro país? ¿De un Presidente? O ¿del Instituto creado para ello? Claro, como la democracia no hace justicia a las aspiraciones del Morena, ¿entonces no es democracia?

Atentos con el siguiente aquelarre….
EL MAGO
Mail: magocadenapolitica@gmail.com
Twitter: @Magopolitico