Entendiendo la Hermenéutica Jurídica

 

 

En el mundo de la ciencia jurídica, toda norma, ley o disposición reglamentaria se debe interpretar, ya que el derecho es un fenómeno social que evoluciona constantemente, por lo que la interpretación que hacen litigantes, funcionarios de tribunales o la ciudadanía, puede no ser la misma, ya que cada persona inmersa en procesos legales concibe de distinta forma y de acuerdo a su formación y realidad tales disposiciones.

 

La voz hermenéutica, literalmente quiere decir interpretación, explicación y traducción de la comunicación escrita y la comunicación verbal, lo que supone que existen textos que tienen un sentido o un discurso, que el autor desea expresar a alguien, y contar con un receptor que comprenda a cabalidad a su interlocutor, esperando conseguir un cambio o aprobación positiva de lo que escucho y de esta manera transformar su pensamiento.

 

La necesidad de una disciplina hermenéutica, aplicada a textos jurídicos se determina por las complejidades del lenguaje o interpretación, que suele conducir a diversas conclusiones diferentes o contrapuestas, así que cada individuo puede tener un concepto opuesto en el significado.

 

En este contexto, la hermenéutica hoy en día puede percibirse como: la técnica para la comprensión, y como antítesis de la explicación, es decir, que el entendimiento es el acto intelectual en virtud del cual se conoce el sentido claro y preciso de la voluntad que expresa una persona.

 

Ahora bien, para los analistas del derecho en el estricto sentido, invoca a que el interlocutor comprenda lo expresado por el otro, de tal manera que en su alocución busque cambiar el concepto que, sobre algo tiene la persona a la que se está dirigiendo.

 

La palabra interpretar, significa comprender o declarar el sentido de un texto falto de claridad. La tarea de la hermenéutica jurídica para explicar escritos legales, se refiere intrínsicamente a fijar su verdadero sentido, convirtiéndose en el arte de clarificar el derecho.

 

Pero se encuentra una polaridad entre lo efímero de la aplicación, y lo estético de la norma jurídica creada, pues tradicionalmente se concebía que la aplicación de una ley dictada por el legislador, debía ser a cabalidad, sin embargo, he ahí la tarea de la hermenéutica, que va más allá, y trata por sí misma de desentrañar el espíritu de la norma y dotarle de su expresión más justa, por lo que esta técnica es sustantiva en la labor cotidiana del juzgador.

 

Esta herramienta, ha ampliado su campo de acción, pues actualmente también se utiliza para interpretar y traducir textos de otras ciencias, como la economía y la comunicación, entre otras, para tratar de comprender la complejidad del nuevo conocimiento, haciendo uso de las tecnologías informáticas, y se reconoce como pedagogía hermenéutica, cuando es utilizada para la transmisión de conocimiento en los planes y programas que implementa el sistema educativo.

 

Para concluir, baste decir que la hermenéutica es una técnica que se consolida como piedra angular de la interpretación jurídica, ya que expresa la relación intrínseca de la persona con el estudio de la norma, cuyo objetivo principal es que la lectura de cualquier texto jurídico, científico, académico o técnico, no se realice con base en criterios subjetivos que puedan modificar el significado original de los textos; por lo que, su estudio es sustantivo para la función del juzgador.

 

 M. en D. Raúl Flores Bernal

Catedrático Universitario

Especialista en Derecho Electoral y DDHH