Yeidckol Polevnsky reconoció que se reunió con el priista neoleonés Abel Guerra, esposo de la titular de Escobedo, Clara Luz Flores. “De la alcaldesa he oído muy buenos comentarios”, confesó la dirigente nacional de Morena, luego de se confirmara el interés de la priista de convertirse en morenista.

“Efectivamente, estamos abiertos de hablar con todos, de gente que esté interesada en conocer que hace Morena, se lo platicamos; en gente que esté interesada en acercarse también son bienvenidos, nadie está satanizado y si llegué [con Abel al Hotel] porque cuando se enteraron los compañeros de Morena que yo venía para el Tec me pidieron una reunión para hablar en qué momento estamos por el tema del proceso electoral, entonces, nos saludamos, claro que nos saludamos”, admitió.

En particular, como ha informado LPO puntualmente, Flores Carrales estaría negociando con Polevnsky su renuncia al tricolor a cambio de la candidatura a Nuevo Léon en 2021, contra la aspiración de personajes más cercanos a la 4T como la diputada Tatiana Clouthier.

Conociendo de la noticia, el morenista Alejandro Rojas publicó un video en Twitter junto a una publicación donde dedicó fuertes palabras a ambos personajes de la política nacional, aludiendo a la secta neoyorquina dirigida por Keith Raniere que torturó y esclavizó a mujeres, y que en México fue dirigida por Emiliano Salinas, hijo del expresidente.

En el video, el aspirante a la dirigencia de Morena y senador suplente de Ricardo Monreal contestó a Yeidckol que de ganar la presidencia del partido, Flores no será candidata morenista a gobernadora en Nuevo León, porque no permitirá que oportunistas se suban al carro de la Cuarta Transformación.

Desde 2019, Alejandro Rojas Díaz-Durán había alertado a MORENA de que Clara Luz Flores era miembro de la secta NEXIUM y a las dirigencias de antes y de ahora no les importó esa gravísima situación.

Hoy MORENA está a punto de perder en Nuevo León, porque la candidata mintió y dejó en ridículo a todos los lopezobradoristas del país.

Las pésimas decisiones de la dirigencia nacional y de la Comisión Nacional de Elecciones de imponer candidatos a diestra y siniestra, ponen en riesgo la mayoría de MORENA.