La diputada Lilia Urbina Salazar (PRI), propuso reformar el Código Administrativo del Estado de México, para que dentro de los servicios de salud que presta el estado en materia de salubridad, se contemple brindar atención psicológica a las personas que padezcan diabetes, aunado al tratamiento médico que reciban.

La legisladora expusó que el sufrimiento emocional, los diagnósticos y los tratamientos médicos, pueden derivar en una mayor morbilidad, menor apego al tratamiento e inclusive en la incapacidad para afrontar la enfermedad.

Refirió que la depresión también está ligada a otros trastornos como la ansiedad y representa la principal enfermedad afectiva entre pacientes con enfermedades crónico degenerativas como el cáncer o la diabetes. 
“Estudios indican que 1 de cada 3 personas con diabetes pueden llegar a padecer depresión, por lo que cuentan con 2 veces más riesgo de desarrollar un trastorno depresivo en relación a la población general”.

Señaló que la atención psicológica especializada es determinante en la recuperación de pacientes con diabetes, destacó como beneficios: mejor asimilación del diagnóstico y mayor control de síntomas de ansiedad, indefensión, tristeza o aislamiento.  
Dio a conocer que en México, los padecimientos en materia de salud mental ocupan el cuarto lugar en complicaciones médicas, siendo la depresión uno de los más frecuentes.

Urbina Salazar argumentó que de acuerdo con el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), anualmente se detectan 15 mil nuevos casos de diabetes en la entidad, por lo que es necesario que los gobiernos de todos los niveles, “trabajen por incluir a la promoción de la salud mental como una prioridad dentro de las políticas públicas, con la finalidad de asegurar la revisión, el fortalecimiento y la ejecución de planes de salud mental”.

Enfatizó que se debe fortalecer la idea de la salud mental como derecho humano fundamental, asimismo propuso como estrategias, “la reestructuración  del modelo de los servicios psicológicos, la incorporación de indicadores de experiencia de pacientes, así como modelos de atención especializada basados en el aprovechamiento de las nuevas tecnologías digitales, lo que sin duda mejoraría la capacidad y número de personas atendidas”.

Añadió que el empleo de terapias psicológicas como servicio de salud, no es nuevo toda vez que ya se ofrece en las Instituciones de Salud del Gobierno estatal, a pacientes con obesidad mórbida.
“En ese sentido, la presente iniciativa busca ampliar las estrategias y niveles de atención para hacer frente a este problema de salud pública”.

La iniciativa de reforma a la fracción XIX del artículo 2.16 del Código Administrativo del Estado de México, se remitió para su estudio y dictamen a la Comisión de Salud, Asistencia y Bienestar Social.