Esta mañana queremos ampliar la información sobre el cumplimiento de la orden de aprehensión, en contra de una mujer, públicamente conocida, identificada como Diana Sánchez Barrios, por su probable participación en los delitos de extorsión agravada y robo agravado en pandilla, mismo que, como es de su conocimiento, fue llevado a cabo el día de ayer por la noche por agentes de la Policía de Investigación de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

Sobre el particular, queremos informar a ustedes que a dicha persona y a otras más, se les relaciona con al menos cinco carpetas de investigación, en las que se denuncia que dicho grupo exigía el pago de cuotas o el denominado “cobro de piso”, a diferentes comerciantes establecidos y ambulantes, así como a trabajadores de los mismos, a cambio de no afectar sus negocios ni su integridad física.

En noviembre de 2020, la Coordinación General de Investigación de Delitos de Alto Impacto inició una indagatoria tras recibir la denuncia de una víctima que fue afectada en su patrimonio, en específico, en un negocio ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Fue entonces que el representante social integró los datos de prueba que presentó ante un juez de control, para obtener, tras varios meses de investigación, concretamente en febrero de este año, la orden de aprehensión ejecutada ayer, día en que fue ubicada dicha persona.

De acuerdo con la indagatoria, el modus operandi de la organización que encabeza dicha mujer, es llevar a cabo agresiones, hostigamientos y amenazas en contra de agremiados y a otros, y una vez que las personas se ven afectadas, poder exigirles el pago de las cuotas referidas, a cambio de no dañar su integridad física y/o patrimonial.

Por otro lado, les informamos que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a la que agradecemos ampliamente su colaboración, particularmente a su titular, el Doctor Santiago Nieto, ya realiza el congelamiento de las cuentas bancarias de dicha lideresa de comerciantes.

La propia UIF, presentó una denuncia ante el Ministerio Público de esta Fiscalía el 7 de diciembre de 2020, en la que se señalaron operaciones financieras irregulares de dos asociaciones de las cuales ella forma parte.

De acuerdo con la investigación llevada a cabo por la Fiscalía General de la Ciudad de México, dichas asociaciones posiblemente habrían recibido millonarias cantidades en cientos de depósitos de afectados que eran presionados a pagar las cuotas mencionadas.

Hasta este momento, la Coordinación General de Investigación de Delitos de Alto Impacto integra al menos cinco carpetas de investigación, incluyendo la denuncia presentada por la Unidad de Inteligencia Financiera, así como la que nos ocupa este día, además de otras tres, entre ellas la primera que se inició, en octubre de 2019, derivado de la querella presentada por comerciantes de la colonia Ribera de San Cosme.

Además, se investigan otras prácticas que podrían derivar en la comisión de delitos como invasión de bienes inmuebles, entre ellos comercios, departamentos y hasta edificios, así como el uso de armas de fuego y privaciones de la libertad.

Este tipo de acciones no solo podrían documentarse en el primer cuadro de la Ciudad de México, sino en otras colonias en el perímetro de la alcaldía Cuauhtémoc.

Reiteramos, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México actúa por denuncias y lleva a cabo sus investigaciones apegada estrictamente a derecho, no obedece a consignas ni intereses políticos, por ello, trabaja todos los días a fin de abatir la impunidad y procurar justicia.

En caso de que el tema lo amerite, les informaremos con toda oportunidad de sus avances.