El laboratorio británico AstraZeneca afirmó que “no hay pruebas de un riesgo agravado” de trombos debido a la administración de su vacuna anticovid, reaccionando a la suspensión de su uso como medida de precaución en varios países.

Un análisis de nuestros datos correspondientes a más de 10 millones de casos ha mostrado que no hay pruebas de un riesgo agravado de embolia pulmonar o trombosis venosa profunda en ningún grupo de edad, género, lote o en ningún país en particular“, afirmó en un comunicado AstraZeneca.

“De hecho, el número identificado de este tipo de sucesos es significativamente menor en los vacunados de lo que cabría esperar entre la población general”, agregó.

Varios países han suspendido en los últimos días el uso de la vacuna de AstraZeneca/Oxford como medida de precaución debido a la preocupación por la aparición de coágulos de sangre en personas vacunadas.

Sin embargo, la agencia de salud de Dinamarca, por ejemplo, subrayó que aún no se había establecido ninguna relación entre la vacuna y dichos coágulos.

Y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) afirmó que la vacuna puede ser utilizada mientras se investigan los casos de trombos.

  • Con información de la Jornada.