Luis Rivera, ambientalista de la asociación Salvemos Los Cerros de Chihuahua, habló sobre la contaminación de los principales ríos de Chihuahua, el Sacramento y Chuvíscar. Los cuales históricamente, desde hace 300 años han sufrido abandono, explotación y contaminación, desde la actividad minera de aquel entonces hasta la industria manufacturera.

“El tercer río más importante de Chihuahua es el río que nace en el Cañón del Marro, que según estudios municipales es un río nivel 5, que para que pueda entenderse se puede comparar con el Chuvíscar que es nivel 6. El río que nace atrás de la empresa Coca Cola es tan importante como el Sacramento o el Chuvíscar y está en riesgo de desaparecer, de ser destruido porque la situación que se vive ahí es dramática. Los planes de Desarrollo Urbano contemplan construcción de fraccionamientos en el cauce del río y no lo podemos permitir”, afirmó Rivera.

Actualmente la asociación llevará a cabo una manifestación contra la Conagua y el Fideicomiso de las Tres Presas, debido a que la presa Chuviscar en este cauce y el arroyo Las Ánimas están siendo contaminados y además se han derribado hasta 120 árboles, con lo que el próximo sábado 13 llevarán a cabo una marcha, limpieza y manifestación.