El viernes 5 de marzo se venció el plazo para que la empresa Movi contestara los requerimientos que le hicieron el 13 de febrero y hasta hoy no ha dado ninguna respuesta.

 

La empresa concesionaria de los parquímetros no ha presentado su licencia de funcionamiento vigente, ni ha devuelto todas las boletas de infracción que se generaron desde el inicio de operaciones al 31 de diciembre de 2020.

 

Tampoco exhibió las licencias ante Obras Públicas del municipio para modificar banquetas y arroyo vehicular.

 

También omitió acreditar los trámites ante la Profeco para calibrar los parquímetros de 2016 al primer semestre de 2019, en cumplimiento a la Norma Oficial 048-SCFI-1997.

 

Como siguiente paso el Comité de Concesiones de la Presidencia Municipal de Pachuca citará a la empresa Movi Parq para que presente sus alegatos.