El adiós al iMac Pro, un equipo “puente” que cumplió su propósito

En unos momentos en que se sospechaba de que el rediseño del iMac está más cerca que nunca, Apple ha decidido dejar de fabricar el iMac Pro.

Hasta fin de existencias”, inusual subtítulo de la página de compra del iMac Pro. Una existencia que tuvo un objetivo muy concreto: actuar de puente entre los iMac de entonces y el nuevo Mac Pro.

Ahora, nos despedimos de un iMac Pro qu en sus análisis dijimos que era un Mac en tiempo real. Con el beneficio de poder echar la vista atrás y poder analizar este modelo, vemos cuál ha sido su papel.

2017 y al rebelión del Mac:

Entre 2016 y 2017 se produjo una auténtica rebelión de usuarios pro del Mac. Un grupo de profesionales influyentes en la plataforma, entre los que destacó Marco Arment, afirmaron que Apple tenía abandonado al Mac. Y el iPad era el culpable.

Echando la vista atrás, no faltaban razones:

  • El MacBook Pro de 2016 y su diseño con Touch Bar, únicamente con USB-C y con el controvertido teclado mariposa.
  • Ausencia de renovaciones regulares de componentes en el iMac, que por aquel entonces ya tenía un diseño que necesitaba un lavado de cara.
  • Un Mac Pro de 2013 arrinconado por problemas termales y que requería un rediseño total, reconocido por Apple a comienzos de 2017.

El caso del Mac Pro fue especialmente sangrante, dados los golpes en el pecho que Phil Schiller se dio en su presentación original en 2013, murmurando algo así como un “No podemos innovar, ¡y un cuerno!”.

Palabras dichas en un contexto hostil para Apple tras la muerte de Steve Jobs dos años antes. En 2017 se vio el error y Apple llegó a pedir disculpas a los usuarios.

 

  • Con información de AppleSfera