Sería mejor vivir en un mundo donde los héroes ya no existieran

 

 

 

Por Daniel Vergara Arias

A 29 años del homicidio del juez Giovanni Falcone, Director General del Ministerio de Justicia de Italia y símbolo viviente de la lucha contra la “Mafia”, se le recuerda a este personaje, figura y modelo, que comentaba: “Cuando el Estado se hace débil, la Mafia crece”.

El Estado Italiano permitió el crecimiento de la Mafia, como consecuencia, no deseada de la lucha contra el terrorismo de los años sesenta y ochenta, que hizo que los mejores hombres del Estado se dedicaran a este problema, dejando al sector de la lucha contra la “Mafia”, prácticamente sin recursos y sin ser combatida.

Personaje mítico que representa la lucha contra la Cosa Nostra siciliana, fue un destacado juez que simbolizo el cambio de toda una época, el cual argumentaba; “La Mafia es un fenómeno social, y este mismo tiene un inicio, una evolución y por ende debe finalizar.”Según el referido juez, cuando el estado se hace débil, la Mafia crece.

Situación que atraviesa nuestro actual gobierno, a cargo del Presidente, Andrés Manuel López Obrador, que se vio debilitado, desde la liberación del hijo de uno de los capos más buscados en el gobierno norteamericano, hasta el saludo del titular del ejecutivo con la madre del referido capo de las drogas, con los relatados antecedentes se perdió la poca credibilidad que ya tienen nuestras instituciones encargadas de seguridad nacional para el debido combate en contra de los carteles de la droga.

De igual modo a la corrupción que se ha venido destapando de forma descomunal en el actual sexenio, bajo la mirada aislante del Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, que ha decido: No combatir la delincuencia, situación que pone en grave peligro a la ciudadanía mexicana en todos los aspectos.

Recordándole a nuestro Presiente las frases de tan celebre jurista italiano, que ostentaba:

“Un hombre debe de hacer aquello que su deber le dicta, cualesquiera que sean las consecuencias personales, cualesquiera que sean los obstáculos, el peligro o la presión. Esto es la base de toda la moralidad humana.”

Si lográramos ponerla en práctica como mexicanos, lo más pronto de lo que imaginamos, la delincuencia organizada seria solo un mal recuerdo.

El crimen organizado le arranco al pueblo italiano un gran juez, abogado y sobre todo un gran ser humano.

A contexto de que en nuestro México es abatido el primer ministro de la nación, pero no por su debido combate contra las organizaciones criminales, sino por su apatía e indiferencia a lo injusto, a la lucha contra el crimen, y sabemos que la lucha por la justicia no admite pasividad alguna y mucho menos complacencia con los que la violan.

“Sería mejor vivir en un mundo donde los héroes ya no existieran, pero por desgracia aún los necesitamos.”
Giuliano Amato

Abogado Penalista, miembro del Colegio Nacional de Abogados
“Foro de México”, A.C.
@DanielV13802115