El Gobierno de España prohibió todas las manifestaciones convocadas en la capital con motivo del Día Internacional de la Mujer para evitar la propagación del coronavirus SARS-CoV-2, causante de la Covid-19.

La delegación del ejecutivo español en Madrid decidió prohibir, “por motivos de salud pública”, todas las manifestaciones o concentraciones previstas para los días 7 y 8 de marzo en esta comunidad autónoma (región), informó en un comunicado.

El delegado del Gobierno central en esta autonomía, José Manuel Franco, anunció inicialmente que no se permitirían concentraciones de más de 500 personas a causa de la Covid-19.

Poco después, el Ministerio de Sanidad se posicionó en contra de cualquier acto multitudinario debido a la situación epidemiológica.

Con unos 6,6 millones de habitantes, la región de Madrid, cuyo territorio comprende a la capital de España, es la que tiene una mayor incidencia acumulada de contagios por el SARS-CoV-2 de todo el país europeo.

Según los más recientes datos oficiales sobre la evolución de la enfermedad, esta comunidad autónoma tiene 261 casos por cada 100 mil habitantes en los últimos 14 días, muy por encima de la media nacional de 159 infectados por 100 mil personas.

Las celebraciones por el 8 de marzo de 2020 coincidieron con el inicio de la pandemia en la nación ibérica, cuya población fue sometida pocos días después (el 14 de marzo) a uno de los confinamientos más estrictos de Europa.