El gigante surcoreano está ultimando el lanzamiento del Samsung Galaxy M62, un smartphone de gama alta que viene con una configuración muy interesante, no solo por su SoC, que es el mismo que utilizaba el Galaxy Note 10, sino también por su gran batería.

El Samsung Galaxy M62 estará fabricado en plástico, aunque la pantalla vendrá protegida por una capa de cristal, como cabía esperar. Estos materiales permiten a Samsung reducir los costes de fabricación, y mantener un precio de venta más contenido. Ahora sí, vamos a ver sus claves a nivel de hardware.

Samsung Galaxy M62 se producirá el 3 de marzo, aunque su precio todavía no ha trascendido es probable que acabe posicionando entre los 400 y los 450 euros, ya que la versión de 8 GB y 128 GB que llegó a la India posicionó un poco por debajo de los 400 euros.

Este modelo es la versión internacional del Galaxy F62 que la compañía surcoreana lanzó, en su momento, en los principales mercados emergentes, aunque a diferencia de aquel, parece que solo estará disponible en una configuración con 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad de almacenamiento.