Las mujeres y la lucha por el poder

 

Lo cierto es que la administración de Andrés Manuel López Obrador por primera vez en la historia de nuestro México, dando cumplimiento a la reforma constitucional de equidad de género que se concretó en junio del 2020, nueve de las 19 secretarías del gobierno federal serán dirigidas por mujeres, pues las mismas en este gobierno dirigen la política interna del país, el sector energético, laboral, económico y de seguridad, además del cultural, educativo y medio ambiente.

Dentro de las recientes designaciones figuran la de Tatiana Clouthier como Secretaria de Economía y la de la mexiquense Delfina Gómez Álvarez como titular de la Secretaría de Educación.

En el caso de Tatiana Clouthier dejó su cargo como diputada federal para integrarse al gabinete, en sustitución de Graciela Márquez, quien se incorporó a la Junta de Gobierno del INEGI. Clouthier fue una de las piezas clave en la elección de 2018, pues para ese proceso se encargó de coordinar la campaña presidencial de López Obrador. Al finalizar la contienda, se le ofreció la subsecretaría de Participación Ciudadana, Democracia Participativa y Organizaciones Civiles, de la SEGOB, pero ella lo rechazó y decidió tomar su curul en la Cámara de Diputados. Incluso hasta hace algunas semanas, su nombre era mencionado como uno de los perfiles que podría abanderar Morena para buscar la gubernatura de Nuevo León, pero Clouthier no se registró para la contienda.

Por otro lado, Delfina Gómez Álvarez dejó la coordinación de programas del gobierno federal en el Estado de México para convertirse en la próxima secretaria de Educación Pública, cargo que ejerce un profesor normalista por primera vez en la historia.
En contraste, gran polémica se ha generado por la designación de un candidato a Gobernador de un estado del sureste, de quien se ha dicho, hay señalamientos y cuando menos los medios de comunicación señalan una denuncia penal, sobre presunta conducta delictiva por un delito de naturaleza sexual.

Han dicho voces desde su partido que existe la “presunción de inocencia” que al no existir una sentencia “firme” es decir que haber sido oído y vencido en juicio ante un Juez de la causa penal, luego entonces no se puede hablar de la limitación de los derechos civiles y políticos del precandidato.

Por otro lado, juristas de la talla de Diego Valadés en su cuenta de Twitter escribió el día 20 de febrero “el principio de presunción de inocencia protege a los gobernados frente a la arbitrariedad de los gobernantes, pero cuando los gobernantes se aplican a sí mismo ese principio que los hace impunes, comente fraude a la Constitución…”

Así las dos visiones, sobre la presunta conducta de este actor político, a quien más de una voz lo ha invitado a separarse de su aspiración

Regresando al tema inicial, el ingreso y representación política de mujeres en el espacio público es un hecho para celebrar, pero es necesario que el gobierno del futuro presidente considere las diversas caras de opresión social que atraviesan las mujeres del país, diseñando e implementando políticas y capacidades institucionales que tengan un impacto real en la transformación de sus vidas, por ello me congratulo que hoy las mujeres mexicanas sean parte de la toma de decisiones del país.