Las presuntas acusaciones de corrupción y desvío de recursos en contra del ex gobernador, Arturo Núñez Jiménez y de su esposa, Martha Lilia López Aguilera, a quienes el Organo Superior de Fiscalización les hizo observaciones por más de 4 mil millones de pesos del ejercicio fiscal del 2018, dieron peso para que el partido Morena frenara las intenciones de reelección del alcalde de Cuauhtémoc, Néstor Núñez López, quien tiene en su nómina a varios ex funcionarios de su padre.

Rodulfo Reyes, columnista político mencionó que la decisión de hacer a un lado a Núñez López, se debe a que pesó el desprestigio de su padre el ex gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, además aseguró que es una forma del partido gobernante de irse quitando a este tipo de personas de sus filas.

Luego de algunas confrontaciones políticas encabezadas por el equipo del aun alcalde, Néstor Núñez, Morena nombró a la diputada federal, Dolores Padierna Luna, como su abanderada a la alcaldía de Cuauhtémoc, y anunció que va por la transformación de la demarcación territorial, afirmando algunos analistas que esta decisión la tomó el partido porque no quieren tener ya relación con la familia Núñez López.