Guinea declaró un nuevo brote de ébola el domingo en el primer resurgimiento de la enfermedad en África tras el brote de 2013-2016, mientras que la República Democrática del Congo informó un resurgimiento del virus el 7 de febrero.

“Ya hemos alertado a los 6 países cercanos, incluidos por supuesto Sierra Leona y Liberia, y se están moviendo muy rápido para prepararse y estar listos y buscar cualquier posible infección”, indicó Margaret Harris, de la OMS, en una sesión informativa en Ginebra.

Las autoridades sanitarias han identificado cerca de 300 contactos de ébola en el brote del Congo y unos 109 en el de Guinea.

La Organización Mundial de la Salud alertó a 6 países para que estén atentos a posibles casos de ébola después de nuevos brotes en Guinea y la República Democrática del Congo.

La secuenciación genética de muestras de ébola de Congo y Guinea para aprender más sobre los orígenes de los nuevos brotes e identificar las cepas está en marcha.

“No sabemos si esto se debe a que el ébola persiste en la población humana o si simplemente se está moviendo nuevamente de la población animal, pero la secuenciación genética que está en curso ayudará con esa información”, dijo.