El Covid-19 impactó la economía de cientos de miles de Pymes y de millones de trabajadores en 2020, de ellos quienes están en el sector formal se benefician de los vales de despensa que empresas otorgan y que gozan de beneficios fiscales para ellas y sus trabajadores, indicaron expertos de la industria de vales.

Y es que la industria de vales de despensa creció 9% en el 2020 y se espera continúe creciendo de forma muy relevante en los próximos años.

Los emisores de vales operan un volumen anual cercano a los 160 mil millones de pesos, de los cuales casi un 90% (140 mil millones) pasan por los miembros de la Asociación de Emisoras de Vales (ASEVAL): Edenred, Si Vale, Sodexo, Efectivale, One Card y Previvales, explicaron.

Los tres primeros lideran la industria con una participación de mercado del 35% para Edenred, 30% para Sí Vale y 17% para Sodexo, tres jugadores que pertenecen a grupos franceses con liderazgo absoluto en su industria a nivel global, lo que les ha traído sanciones económicas de autoridades de competencia en varios países de Europa.

Los vales de despensa es la prestación social más valorada por los trabajadores, son más de 9 millones de trabajadores formales que reciben este beneficio, poco más de la mitad de los 17 millones de trabajadores registrados en el IMSS al cierre de noviembre pasado.

Si bien, añadieron, existen cerca de 20 monederos de DESPENSA, todos ellos cumpliendo rigurosos procesos de entrada al mercado y ser autorizados por el SAT, un mercado muy maduro liderado por Sí Vale con 35% de participación, Edenred con 24% y Sodexo con 21%, tres firmas muy consolidadas con sus clientes desde hace más de 20 años.

Para seguir dominando este mercado, hoy su enfoque está en ampliar sus beneficios; Edenred ofrece promociones con aliados comerciales y pago de servicios; Sí Vale ofrece adelanto de nómina, beneficios de salud y telemedicina, Sodexo ofrece una tienda en línea, pago de servicios y soluciones para incentivos.

Otro monedero electrónico muy regulado por el SAT y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores es el de COMBUSTIBLE, que da a las empresas control y deducibilidad de este gasto. Este mercado de más de 70 mil millones de pesos anuales está altamente concentrado en los mismos jugadores y es dominado por Edenred con una participación del 40% del mercado, Efectivale 24%, Sí Vale 22% y Sodexo 13%, con soluciones dirigidas al control de flotas vehiculares, proveen volumetría y telemetría para administrar el consumo y controlar la ruta del vehículo, externaron.

Edenred con sus soluciones Punto Clave y Pointer by Power Fleet tiene un claro liderazgo en el sector, Si Vale agrega una oferta de seguros para vehículo en alianza con Inter Protección y Sodexo ofrece una solución diferenciada con su herramienta de control WIZEO.

La magnitud del mercado de combustible en México, las complejas barreras regulatorias de entrada y las inversiones tecnológicas necesarias para entrar a jugar en este mercado, hacen que la oferta de monederos de combustible esté concentrada en muy pocos jugadores, expusieron.

Antes conocidas como “Valeras”, los emisores de monederos electrónicos son jugadores relevantes en el mundo de servicios financieros, con innovaciones financieras en sus aplicaciones Móviles, ofertas de wallets y tarjetas digitales, soluciones de Telemedicina, teletrabajo, crédito, seguros, pago de servicios y transferencias de dinero.

La estrategia de expansión de su oferta en redes sociales, campañas en medios digitales les está dando la oportunidad de llegar y ofrecer sus productos a las más de 4 millones de micro y pequeñas empresas reportadas por el INEGI, dijeron los especialistas.

Los más de 9 millones de beneficiarios de DESPENSA que antes sólo compraban en tiendas de autoservicio, hoy se mueven a plataformas e-commerce y otras soluciones digitales como Rappi, Mercado Pago, Linio, Justo, Uber, Amazon, Mercado Libre y Cornershop entre otras.

La Ley Fintech y la acelerada conversión digital de los usuarios a la que les empujó la pandemia, abre la puerta a las antiguas Valeras a participar con una nueva oferta de productos y servicios que incluirá servicios bancarios (Neo Bancos), remesas, seguros y portales de e-commerce, participando en un mercado que promete crecer exponencialmente en los próximos años en un mercado altamente digitalizado, señalaron los expertos.